Por qué los anuncios no están funcionando en Facebook

Yo organizo unos seminarios donde desgloso los detalles de cuando la publicidad de Facebook funciona y no funciona. En ellos recibo cientos de preguntas, es por eso que aquí quería resumir los principales factores que conducen el éxito (y al fracaso) de los anuncios de Facebook.

Si nunca has corrido anuncios en Facebook este artículo te puede confundir, pero si estás corriendo anuncios actualmente verás varios puntos donde puedes optimizar tus resultados.

Por qué los anuncios no funcionan

Los anuncios de Facebook son increíblemente potentes, pero no son mágicos. Muchos anunciantes tienen expectativas poco realistas de que los anuncios funcionarán o deberían funcionar siempre, o deberían ser fáciles.

Mientras Facebook nos da todas las herramientas que necesitamos para tener éxito, hay varias razones por las que un anuncio puede fallar.

En primer lugar, hay tres cuestiones críticas que incluso los mejores anuncios de Facebook no pueden superar:

1. Tu producto está roto: Si tú tienes un concepto fallido para un producto que nadie quiere, los anuncios de Facebook no te salvarán – sobre todo si tu único objetivo es vender ese producto.

2. Tu marca (logotipo, voz, reputación) está rota: Podrías tener un gran producto, pero incluso un gran producto es fácil de ignorar si su marca está rota. Es necesario invertir en un logotipo y la marca, y su mensaje debe ser claro y particular.

Si tus anuncios reflejan una marca poco profesional y descuidada, ¿por qué alguien se sentiría atraído hacia ellos?

3. Tu sitio web está roto: Tienes un gran producto. Tu marca está pulida. Pero envía a la gente a un sitio web horriblemente diseñado para leer el contenido, proporcionar una dirección de correo electrónico o comprar un producto. Ese es un detalle crítico que destruirá sus resultados.

Los sitios web «rotos» incluyen aquellos que tardan una eternidad en cargar, no son móviles, tienen páginas rotas o son imposibles de navegar.

Esas son los detalles críticos que son muy difíciles de superar. Pero asumiendo que no tienes esos problemas, hay 10 razones primarias más por las que no estás encontrando éxito con los anuncios de Facebook…

1. Estás llegando a la gente equivocada: Esto es algo que la mayoría de los anunciantes – en particulares aquellos que están pasando un mal rato – no están haciendo bien. Se centran en intereses solamente, y los intereses son a menudo mucho menos precisos de lo que esperamos que sean.

2. Estás llegando a las personas adecuadas en el momento equivocado: Tal vez tu orientación es realmente buena. Y tal vez tu objetivo de orientación es sólido. Pero puedes estar llegando a ese grupo de personas en el momento equivocado.

Por ejemplo, la orientación por intereses suele ser mejor para la promoción de la parte superior del embudo de ventas, en lugar de promover un producto. Crear un grupo hacia los que visitan tu página web sería genial para construir una lista de emails. Y crear una campaña sólo hacia los que se suscribieron sería genial para vender un producto.

3. Estás apuntando a la gente correcta con el mensaje incorrecto: Éste es un asunto de copyrighting malo. Estás siendo demasiado agresivo cuando tu público no responde a ella. O tu mensajería no es pulida o profesional, dando lugar a malos resultados.

4. Tus presupuestos son demasiado altos o bajos: Va en ambos sentidos. Puedes tener un presupuesto demasiado alto para un tamaño de público, por ejemplo. No te debes gastar $ 100 por día en una audiencia de 5,000 personas. Y cuanto más alto sea ese presupuesto para audiencias más pequeñas, más rápido vas a agotar esa audiencia.

Además, no debes ejecutar con presupuestos altos hasta que encuentres algo funcionando, incluso si el tamaño de la audiencia es consistente. Construye un tiempo de prueba a un menor presupuesto antes de escalar.

Por otro lado, los anunciantes a menudo no están dispuestos a gastar el presupuesto suficiente para proporcionar resultados. Si estás vendiendo un producto de $ 100, no puedes esperar gastar $ 5 por día y obtener el tamaño de muestra necesario para obtener cualquier tipo de resultados.

Del mismo modo, Facebook necesita volumen para optimizar la conversión. Así que si estás diciendo a Facebook que optimice las conversiones, pero sus presupuestos bajos sólo te permiten obtener una conversión por día, Facebook no tiene la oportunidad de obtener suficientes conversiones para optimizar adecuadamente.

5. Tus ofertas son demasiado altas o bajas: de forma predeterminada, Facebook ofrece automáticamente, lo necesario para llegar al mejor público por el precio más bajo posible. Pero a los anunciantes les encanta ponerse lindos aquí con sus ofertas.

No es que no puedas tener éxito con las ofertas manuales. Pero no deberías hacer esto a menos que sepas lo que estás haciendo. Una oferta demasiado baja a menudo conduce a una baja distribución y llega a un público de baja calidad. Las ofertas demasiado altas pueden resultar en gastar más de lo que necesitas.

6. Estás optimizando la acción incorrecta: siempre que exista el volumen de conversiones en tu píxel, debes optimizar las conversiones si deseas realizar conversiones. Debes optimizar para el tráfico si deseas tráfico. Debes optimizar para captar atención cuando quieras captar atención.

Hay excepciones, pero los anunciantes de nuevo a menudo se ponen creativos aquí cuando no deberían. Las estructuras que ofrece la plataforma están hechas para optimizar esa acción.

7. Estás utilizando el tipo de anuncio incorrecto para tus objetivos: A menudo oigo hablar de anunciantes decepcionados en los resultados cuando usan un vídeo, tal vez un gran vídeo, y no obtienen las conversiones que desean. Bueno, eso es debido al tipo de anuncio.

Utiliza un vídeo cuando tu objetivo principal sea obtener una vista de vídeo. Utiliza un link (enlace único o carrusel) cuando tu principal objetivo sea generar tráfico o conversiones. Utiliza una imagen cuando tu objetivo primario sea captar atención.

8. No estás probando y experimentando lo suficiente: Publicaste una campaña, un conjunto de anuncios o un anuncio y no encontraste éxito. Tal vez lo intentaste dos o tres veces. No te rindas. Sigue intentándolo, pero no sigas haciendo lo mismo una y otra vez. Experimenta.

9. No estás rastreando datos: Si no estás usando el píxel de Facebook, estás perdiendo oportunidades. No sabes cuántas conversiones están sucediendo en realidad (no, Google Analytics no es suficiente), y no puedes optimizar para una conversión como resultado.

10. Estás centrado en las métricas equivocadas: La gente a menudo me hacen preguntas como, «¿Qué es un buen CPC? ¿O CTR? ¿O CPM? «. Sin un plan, estas cosas no significan nada.

Son métricas secundarias o terciarias. Si tu objetivo son las conversiones de sitios web, tu principal preocupación debe ser su costo por conversión, no CPC o CTR.

Preocúpate más sobre tu costo por acción deseada. Puedes tener un CPM alto, un CTR bajo o un CPC alto y obtener un buen coste por acción deseada. O si persigues un buen CPC, CTR o CPM, en realidad puedes terminar con un CPA (Costo por adquisición) pobre.

¡Experimenta y encuentra lo que funciona para tí!

Tu turno

Si estás corriendo anuncios en Facebook y no ves el resultado que deseas comienza a experimentar con alguno de los 12 puntos que presento en este artículo y vas a comenzar a ver resultados poco a poco, recuerda que esta plataforma está en desarrollo y cambia constantemente, así que tendrás ventaja si entras ahora en el sistema y vas optimizando tu mercadeo.

¡Si tienes alguna pregunta déjame saber abajo en los comentarios!

 

Y si ves el valor de este artículo comparte en las redes para que llegue a más personas 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *