Guia para crear tu tienda en línea paso a paso

Shopify 101: Guía para crear tu tienda en línea paso a paso

Tienes una idea para desarrollar un negocio y ya te estás imaginando hasta dónde puedes llegar.

Existen muchas maneras de establecerlo y todas requieren trabajo y dedicación, ¿cierto? Pero, una de las maneras más sencillas y rápidas para poner a correr tu negocio es construir una tienda en línea para tus productos y servicios.

Sin embargo, aunque comenzar un negocio suele ser divertido, si no cuentas con el conocimiento técnico, el proceso puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza. Así que si tienes una buena idea para desarrollar un negocio, esta guía es para ti porque te enseñaré cómo comenzar con tu tienda en línea con Shopify.

¡Sigue leyendo porque te llevaré por cada uno de los pasos para configurarla en un dos por tres! Lo mejor de todo es que no necesitas ningún conocimiento técnico, ya que la plataforma de Shopify es sumamente intuitiva y tan simple que cualquier persona la pueda manejar. ¡Te llevaré de la mano para que la entiendas a la perfección!

Lo que debes conocer del comercio electrónico

Antes de continuar, es importante que conozcas algunos aspectos relevantes sobre el comercio electrónico y uno de ellos es, sin dudas, el volumen de ventas.

La siguiente gráfica de eMarketer, página especializada en investigación sobre cómo el aspecto digital está transformando el comercio, el mercadeo y los medios, muestra el comportamiento de ventas del comercio electrónico desde el año 2017 y una proyección hasta el 2023.

proyección de las ventas de e-commerce en Estados Unidos

Este año, por ejemplo, se espera que el renglón de comercio electrónico amase un total de más de $668 mil millones en ventas.

No obstante, lo más interesante es que, más recientemente, se ha visto una mayor tendencia a que ya no solamente los gigantes como Amazon o Walmart son los que se quedan con un gran pedazo del gran bizcocho de las ventas en línea, sino que también los pequeños negocios están pudiendo acaparar buenas porciones de ventas porque los compradores están buscando cada vez más especialización.

El caso de Target.com también muestra esta tendencia claramente y este es solo uno de muchos cuyo comportamiento es similar. Este año, la versión en línea de la tienda Target espera ventas de $8,300 millones.

Ventas del e-commerce de Target entre y

Definitivamente, esto te puede dar una idea del inmenso potencial de volumen de ventas en línea y si bien como dueño de un negocio pequeño puedes tener, tal vez, un 0.001% de este renglón, considerando que esta es una empresa multimillonaria en ventas, la oportunidad existe y la tendencia es indiscutible.

¿Por qué está ocurriendo este cambio?

Es indudable que la proliferación del COVID-19 ha impulsado y acelerado un movimiento hacia lo digital, pero existen otros factores que han incidido para que este cambio de paradigma se haya intensificado. Entre estas se encuentran:

La generación milenial

Son aquellos nacidos entre 1981 y 1996, que ya están o se están adentrando en sus años de producción laboral y que comienzan a gastar en plataformas digitales porque ya están acostumbrados a estas… ¡prácticamente nacieron con las computadoras en las manos!

Generaciones X, Y y “Baby Boomers”

Están cruzando barreras y adentrándose cada vez más en el mundo digital, pues se sienten, poco a poco, más confiados y cómodos haciendo compras en línea. Ahora, estas generaciones ofrecen un nuevo mercado de ventas que antes no existía por el miedo a que su información de crédito fuera robada, a que el producto no fuera lo que esperaban o porque simplemente temían que el producto no les fuera a llegar.

La “economía social”

Antes existía la economía del consumo, en la que las grandes compañías producían en masa y las personas compraban productos más económicos. Luego llega la economía del mercadeo, donde los anuncios de televisión, radio y periódicos nos presentaban los productos.

Hoy día estamos ante una era completamente diferente, la economía social. En esta la gente busca a otras personas que hagan referencia a ciertos productos para resolver sus problemas y necesidades. Este tipo de economía permite que las tiendas de nicho, que son más específicas sean muy exitosas porque la gente se identifica con estas y entiende que ese producto está ahí por alguna razón.

Consumo del mundo digital en móvil

Este es un elemento sumamente importante porque entre el 80 y el 90% de la entrada de las páginas web sucede a través del celular. Esto implica que tanto el proceso de navegación de la página como el de compra deben ser sumamente simples, lo cual permite el acceso a un volumen de ventas que antes no existía.

Demanda por productos de nicho

El mundo de la personalización ha ido creciendo porque las personas buscan soluciones determinadas para sus problemas específicos.

Por ejemplo, puede haber miles de almohadas, pero, al momento de dormir, escoges aquella que tiene la firmeza y la comodidad perfecta para ti. Esto es importante para definir las demandas y los nichos; es decir, cómo definir el grupo al cual le estamos hablando para que la demanda de los productos sea más efectiva.

He visto tiendas que son más efectivas en la venta de ciertos productos que Amazon porque, simplemente, la gente confía más en esa marca y en quién está haciendo la referencia. Así es como las tiendas especializadas se convierten en esa alternativa perfecta para los compradores y sus sugerencias pueden ser mejor acogidas.

La sociedad On Demand

Esto se refiere a cuando se tiene una necesidad en determinado momento y se necesita determinado producto para resolverla. Dentro del mundo digital, esta es una característica buena y no tan buena a la vez porque, claramente, una compra en línea, hay que procesarla y hay que enviarla por correo y esperar a que la persona la reciba. Esto puede tardar 5, 10 o 15 días en los que el consumidor puede perder un poco la emoción que genera la compra hasta la entrega final, pero también es importante entender que esto permite que la persona que quiere un producto y literalmente se enamora de él decida esperar, y eso es muy bueno.

Mientras esperas a que lleguen los productos, es el momento perfecto para prevenderlos, antes de que lleguen a tu posesión. Este proceso digital te permite hacerlo.

La historia de Pearls For Mermaids

Pearls for Mermaids es un excelente ejemplo. Su creadora vio un concepto similar en tiendas de carretera en Orlando, Florida, y decidió hacer lo mismo, pero llevándolo a una plataforma digital.

Tienda de Pearls for Mermaids en Shopify

Ella tiene su tienda online en Shopify, en la que la gente compra las ostras; y hace Facebook Lives en los que abre las ostras para sacar las perla que muestra a sus dueños a través de su intervención en vivo. ¡Un modelo de negocio muy particular, pero muy exitoso!

Facebook Live de Pearls for Mermaids

¿Por qué usar la plataforma de Shopify?

Como todo en la vida, Shopify tiene algunos aspectos muy positivos y otros que no lo son tanto. Por ello, a continuación, te explicaré en qué consisten para que puedas saber si esta es la plataforma de ventas para ti, pues, ¡no todo lo que brilla es oro!

Lo bueno

La simpleza de la plataforma

Como dueño de negocio, necesitas una plataforma que sea de confianza, que no vaya a colapsar, que procese las compras bien y en la que también puedas añadir los productos tú mismo, sin requerir los servicios de un especialista que lo haga, e incluso hacerlo desde tu celular. Necesitas una plataforma en la que proceso una compra sea tan simple como presionar un botón y ya. Shopify te permite eso y más.

Manejar tu tienda desde un solo lugar

Tener los productos, realizar el proceso de pago y contar con las métricas que te permiten manejar tu negocio desde un mismo lugar y sin la necesidad de terceros es una ventaja excepcional.

Desde la aplicación puedes ver desde cuántas compras ha hecho una persona en particular y hasta obtener informes detallados de tus ventas. ¡Es súper conveniente!

Seguridad

Definitivamente, una de las ventajas más importantes de esta plataforma de ventas es el sistema de seguridad. Este es clave porque le ofrece al cliente un mayor nivel de seguridad para que realice su compra.

Incluye, por ejemplo, no guardar la información de su tarjeta de crédito directamente en el sistema, ya que esta se mantiene en una base de datos externa que cumple con los reglamentos de seguridad de Estados Unidos. De hecho, como dueño de negocio Shopify, no te permite ver esa información de crédito, lo cual ayuda muchísimo en el aspecto de seguridad.

Escalabilidad de la plataforma

Este es otro aspecto importante, porque, tal vez, al inicio no sea un elemento importante, pero, según vayas creciendo tu negocio, la plataforma se puede ir ajustando a la cantidad de productos que ofrezcas.

Lo no tan bueno

Está hecho solo para “retail” (venta de productos)

Muchas personas preguntan si pueden usar Shopify para vencer otro tipo de productos o servicios como, por ejemplo, los que se ofrecen en un “food truck” o un restaurante. Aunque en teoría se podría utilizar, debo aclarar que no está hecha para eso.

Funciones adicionales tienen costos adicionales

Otras compañías trabajan “plug-ins” o extensiones que permiten crear soluciones para maximizar la experiencia para los usuarios de la página, como puede ser, por ejemplo, la opción de “añadir a favoritos” o compartir cierto contenido en las redes sociales. Por lo general, para usar las funciones adicionales creadas por terceros cobran una mensualidad, lo que aumenta el costo de la página.

Sin embargo, muchos de los temas disponibles, algunos de ellos gratuitos, vienen con algunas de estas funciones integradas, lo cual puede resultar más costoeficiente.

La personalización de la plataforma requiere de gente especializada

Aparte de los temas que puedes comprar, si deseas algo más especializado en tu página vas a requerir de un especialista. Aunque el lenguaje de programación de la plataforma no es complejo ni propietario, no cualquier persona lo conoce, lo cual debes tomar en cuenta, al visualizar el desarrollo de tu tienda.

¿Qué necesitas para comenzar?

Ya te expliqué los pros y los contras de esta plataforma de ventas, ahora, te resumiré qué necesitas para comenzar a configurar tu tienda. ¡No te preocupes! En las siguientes secciones podrás profundizar aún más en algunas de las áreas primordiales.

Lista de productos con fotos: puedes comenzar con tan pocos productos (de dos a diez). La idea es que vayas añadiendo productos poco a poco.

Nombre del negocio

Dominio: este es el www.nombredetunegocio.com. Lo ideal es que vayas pensando en una combinación de nombres porque muchos dominios ya están comprados. Puedes adquirirlo a través de páginas como Go Daddy, pero también Shopify te permite hacerlo.

Logo del negocio: puedes trabajar un logo personalizado de tu negocio con un artista gráfico, pero Shopify también tiene una sección donde puedes hacer tu logo gratis. Accede aquí.

Empaque para enviar

Es bueno tener una idea del empaque donde vas a enviar tus productos, ya que este es el que va a definir el costo del envío. Aunque el sistema permite calcular este costo basado en el tamaño del empaque, esta es una asignación que debes ir haciendo para que tu trabajo sea más sencillo más adelante.

¿Cómo crear tu cuenta?

Puedes acceder a hablandodigital.com/shopify para crear tu tienda a través de nuestro enlace de afiliados.

En estos momentos, Shopify ofrece 90 días gratuitos, lo cual es estupendo para comenzar. Ahora te toca seguir los pasos para crear una cuenta y comenzar a configurar tu tienda.

Paso #1: comienza creando tu cuenta de Shopify gratis aquí.

Inserta los datos requeridos y oprime el botón para comenzar la prueba gratuita (“Start free trial”).

Luego de esta ventana inicial deberás proveer datos adicionales como tu nombre, dirección, país y número de teléfono de contacto. También te preguntará si tienes productos y qué te interesa vender.

Si solo estás verificando si Shopify es la plataforma correcta para ti, puedes seleccionar en el menú desplegable que te pregunta si tienes productos para vender (“Do you have products?”) la opción de “Solo estoy jugando” (“I’m just playing around”) y en la sección donde te pregunta qué venderás (“What will you sell?”), escoge la opción que indica “No estoy seguro” (“I’m not sure”).

Una vez termines, indícalo oprimiendo la opción de “I’m done”.

Paso #2: comienza a personalizar tu tienda.

Una vez te hayas inscrito, llegarás a la pantalla de administración de tu tienda. Ya estás listo para empezar a personalizar tu tienda, añadir tus productos y configurar la información de pagos y opciones de envío.

Para crear tu lista de productos necesitas:

  • Nombre del producto, su descripción (incluyendo su tamaño y su peso en la caja de envío) y fotos.
  • Nombre del negocio
  • Dominio (puedes comprar tu dirección aquí). Te explico más detalles en esta sección.
  • Logo de tu negocio (puedes crear tu logo gratis aquí)
  • Tamaño de empaque de envío (para determinar el costo de envío)

Paso #3: escoge un tema.

Shopify tiene su propia tienda de temas para los cuales contarás con el apoyo de la plataforma. Lo más interesante -y divertido-es que Shopify ofrece una lista bastante abarcadora de modificaciones que puedes realizar sin conocer de programación.

Los temas pagados tienen disponibles más modificaciones, pero, te aseguro que puedes lograr una tienda bastante atractiva con los temas gratuitos. Para conocer más sobre los temas, ve a esta sección.

Ya tienes tu tienda configurada, pero, para que tengas una idea más clara de los productos que puedes vender en esta plataforma, en la próxima sección te mostraré esos productos de mayor demanda. ¡Continúa leyendo!